icon whatsapp icon facebook
CERRO DE PASCO

CERRO DE PASCO

Cerro de Pasco Resources anunció que la Comunidad Quiulacocha ha votado decisivamente a favor del plan de reprocesamiento de relaves anunciado por ellos. Tal como lo informó Rumbo Minero a finales de julio pasado, la exploradora junior canadiense Cerro de Pasco Resources entregó al Ministerio de Energía y Minas una una Declaración de Impacto Ambiental (DIA), donde se detalla el plan de remediación y retratamiento de relave para los depósitos de relaves de Quiulacocha.

“Esto representa un paso crucial para lograr la licencia social requerida y los permisos clave. Quizás más importante que cualquier autorización legal, el voto histórico refuerza la asociación de la compañía con las comunidades y permite a CDPR eliminar y reprocesar los desechos mineros en la famosa mina Cerro de Pasco, y al hacerlo, proporcionaría una solución de remediación ambiental efectiva y práctica con beneficios económicos y sociales a largo plazo”, dijo la minera en un comunicado.

El resultado decisivo se logró el 15 de septiembre en la Asamblea General de la Comunidad presidida por el Sr. Miguel Baldeón Hermitaño y ratificada el 19 de septiembre. El 98% de los miembros de la comunidad que asistieron al evento votaron a favor de la iniciativa de CDPR. Según el recuento realizado por funcionarios de la comunidad, la ratificación del “Acuerdo para apoyar el proyecto de reprocesamiento de relaves mineros” fue aprobada por ciento tres (103) votos a favor, solo tres (3) en contra y cero (0) abstenciones.

La comunidad acordó ayudar a CDPR, en la reparación de la contaminación específicamente encontrada en relaves viejos dentro de la histórica Concesión El Metalurgista, a través de su remoción y reutilización. La Comunidad de Quiulacocha posee un área de aproximadamente 40 km2 ubicada en el área de influencia del proyecto El Metalurgista.

El presidente ejecutivo de CDPR, Steven Zadka, afirmó: “Este fuerte apoyo no tiene precedentes en el área y proporciona el primer paso para obtener la licencia social necesaria para que el proyecto cumpla con sus objetivos clave, contribuyendo en última instancia al desarrollo local de una manera ambientalmente responsable”.

El proyecto El Metalurgista tiene como objetivo lograr la remediación efectiva y permanente de los relaves de Quiulacocha, que son la principal fuente de riesgo ambiental que aún pesa sobre las comunidades locales y el ecosistema del lago Junín. El Sr. Zadka concluyó: “Este paso adelante aumentará el empleo local, proporcionará regalías especiales para las comunidades y generará una nueva fuente de ingresos para los gobiernos centrales, regionales y locales, que pueden reinvertirse en obras que beneficien a toda la población”.

Note: Carousel will only load on frontend.