icon whatsapp icon facebook
LC SE ADJUDICÓ CONSTRUCCIÓN DE ‘TRUCK SHOP’ DE OPERACIÓN TOROMOCHO

HLC SE ADJUDICÓ CONSTRUCCIÓN DE ‘TRUCK SHOP’ DE OPERACIÓN TOROMOCHO, EN JUNÍN

Hay una estrategia de crecimiento en la peruana HLC, una ambición muy natural y un deseo de trascender las fronteras nacionales. La empresa de ingeniería y construcción local se ha propuesto ser excelente en lo que ya es muy buena. El plan es asociarse con colosos internacionales de la ingeniería y construcción globales y complementar en el desarrollo de proyectos de grandes inversiones y estampar su singular sello de calidad nacional en los proyectos mineros por cristalizar, en sus diferentes etapas o fases, de la inmensa cartera minera del Ministerio de Energía y Minas, de más de US$57,000 millones. Carlos Zúñiga Silva, gerente de Desarrollo de Negocios para Ecuador, Perú, Bolivia y Chile de HLC desde junio de este año, lo sintetiza de este modo: “Participar en proyectos de gran envergadura y de inversión nos permitirá dar el gran salto y crecer en todos los aspectos; esa es la estrategia”.

A inicios de 2019, la compañía, que tiene un plan de ventas de alrededor de US$50 millones por año, concluyó el montaje de la planta de tratamiento de aguas para Pucamarca y el sistema de transporte de agua recuperada y relaves hacia el B3 en la unidad minera San Rafael, los trabajos electromecánicos en el PAD Carachugo 14 de Yanacocha, la instalación de dos tanques de concentrados de 4,500 m3 y sistema de transporte de relaves norte en Antamina.

Posteriormente empezó la edificación de dos modernos talleres de mantenimiento, o truck shop, para las minas Cerro Verde, en Arequipa y actualmente en operación, y Mina Justa, proyecto en construcción desde mediados de 2018 de Marcobre, en Ica.

En años recientes, HLC ha robustecido su reputación como especialista en el diseño y posterior montaje de talleres de mantenimiento para grandes proyectos mineros. Para Cerro Verde ha construido en total dos de estas instalaciones con un total de 26 bahías y con espacio para realizar mantenimientos preventivos y correctivos a los camiones de acarreo con capacidad para transportar 400 toneladas de rocas y mineral en sus poderosas tolvas. En cambio, dado que los equipos son de menor dimensión y con capacidad para portear 200 toneladas, en Mina Justa la instalación para el mantenimiento de estos es de cuatro bahías.

Ahora último, HLC acaba de ser notificado de que su séptimo truck shop será una instalación de ocho bahías, con talleres de soldadura y neumáticos, tanques  de agua y almacén de lubricantes, donde parte del alcance corresponde realizar muros de concreto y pisos enlozados, montaje de estructuras, piping, sistemas eléctricos, instrumentación y de control, para la operación de cobre Toromocho, en Junín. “Todos los suministros de estructuras irán por cuenta de Chinalco, a diferencia del truck shop de Mina Justa, que es un proyecto tipo EPC, donde la ingeniería, la procura de equipos, materiales y la construcción fue desarrollada por nosotros”, explica Zuñiga Silva. “¿El monto de la inversión? Lo siento, por ahora no puedo entrar en detalles”.

El nuevo taller de mantenimiento de camiones mineros de la operación de capitales chinos, a 4,500 msnm, debe estar listo para mediados de junio de 2020 o antes. “Será duro por la altura y el clima, por que se hará en época de lluvia -admite el ingeniero y ejecutivo de HLC-, pero nuestra ventaja es nuestro expertise y de los profesionales que nos vienen acompañando en estos desafíos”.  Los encargados de mayúsculo desafío serán los mismos que han dirigido y desarrollado los truck shops para MMG, Southern, SMCV, Mina Justa, a la par que el truck shop de Chinalco, HLC ha comenzado con los trabajos del montaje electromecánico de nuevo filtro para relaves en Cerro Lindo, de Nexa Resources.

“El cliente confía en nosotros -manifiesta Carlos Zúñiga- y por ahora seguimos apoyando a Fenix Gold en sus diferentes etapas del proyecto».

La fortuna en la ingeniería es una fantasía. La ingeniería, vástago de la exactitud matemática, descendiente del cuidadoso cálculo y acaso producto imposible en un entorno de posibilidades finitas, es la razón de ser de HLC, que se ha adaptado a los nuevos tiempos, que son los de siempre, los del cambio tecnológico, y a los trabajos adyacentes. El núcleo de negocio de la organización peruana son el diseño y construcción de la plantas minero metalúrgicas para procesar metales preciosos como oro y plata, pero ahora también elabora detallados diseños para proyectos de cobre y polimetálicos. “HLC conoce de procesos y conoce bien de estos, tal es así que estamos compitiendo fuera de Perú, en el desarrollo de estudios en etapa temprana, así como de ingenierías para ampliaciones de planta”, afirma su gerente de Desarrollo de Negocios.

Empero, la expansión de las líneas de negocio de HLC se ha dado de forma natural, sin haber sido forzado y reforzada por los buenos comentarios del boca a boca. Dado que construía plantas de procesamiento,  ya instalados en el lugar, los clientes solían decirles. “Bueno, ya que están aquí, ¿por qué no construyen también esa infraestructura o aquella”. De ese modo se hizo un nombre HLC en el maquetado y asentamiento de complejos como las plantas de tratamientos de aguas ácidas o efluentes y así también inició la construcción de su primer truck shop, y así, cosas de la vida, ha iniciado la elaboración de la ingeniería básica de todo un proyecto y en tierras extranjeras.

¿Cómo HLC logró adjudicarse el desarrollo de la factibilidad de la mina de oro Fenix Gold en Chile? La explicación pasa por comprender la estrategia de la empresa peruana, basada en la calidad de sus trabajos y en la confianza en sus ingenieros. Resulta que la empresa que desarrolla el proyecto aurífero en Chile hizo algo parecido, y con éxito, en el Perú, con proyectos como La Arena y Shahuindo, que pasaron luego a manos de Tahoe Resources y últimamente a Pan American Silver. Esta empresa, ahora llamada Rio2 Limited, confió en ese entonces en HLC y esa confianza se ha fortalecido.

hlc-gente-768x432

HLC ha robustecido su reputación como especialista en el diseño y posterior montaje de talleres de mantenimiento para grandes proyectos mineros.

“El cliente confía en nosotros -manifiesta Carlos Zúñiga- y por ahora seguimos apoyando a Fenix Gold en sus diferentes etapas del proyecto, estamos en la etapa de ingeniería básica y creemos que para el 2020 deberemos tener mayor claridad con respecto a la planta de procesos y las infraestructuras auxiliares”. HLC, anteriormente, ha ejecutado estudios para la minería del oro y cobre tanto en Colombia como en Ecuador. La organización peruana se involucra con los proyectos en diversas fases de avance de estos: en etapa temprana y usualmente antes de que se consigan las licencias, en la fase conceptual, en el tramo de viabilidad económico, en el trecho de prefactibilidad o en el añorado tramo de factibilidad y construcción, en todos.

HLC apuesta por la tecnología porque reconoce que es “la única forma de ser competitivo” en este duro mercado, en el que espera poder establecerse en futuras posibilidades como el proyecto Corani, de Bear Creek Mining, o San Gabriel, Trapiche, Río Seco de Buenaventura, o acaso el más encaminado Optimización Inmaculada, de Hochschild Mining, o de Yanacocha Sulfuros, entre otros proyectos. “Estamos confiados que las empresas mineras apostaran por la empresa peruana que tiene todo lo necesario para hacer de sus proyectos exitosos”, ansía el gerente de Desarrollo de Negocios de HLC. “Creo que podemos ser una buena alternativa para estos proyectos; hacemos ingeniería y construcción de gran envergadura y de alto nivel”.

Note: Carousel will only load on frontend.